Cómo preparar la salsa blanca

La salsa blanca es una salsa básica y por tanto no muy complicada de realizar. La hay más liviana, mediana o espesa, en función de los gustos de la persona pero es fácil de realizar.

En una olla se disuelve margarina con harina, esta última se agrega después de haber derretido la margarina a fuego lento y se deja cocinar unos minutos. Después se le añade poco a poco leche caliente con una cuchara de madera hasta que espese según se quiera.

Al quitar del fuego se puede condimentar con lo que se quiera, tanto si es sal, nuez moscada o pimienta.

Para que no sea salsa blanca se le puede cambiar de color con tomate u otros ingredientes. Es una receta muy sencilla, así que la única preocupación que existe, además de pensar en si se condimenta o no, es que no queden grumos.

Es recomendable servir caliente. Es un buen acompañamiento para verduras, pastas, canelones de verduras y otros alimentos más.

Escrito por bea | 27 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta