Consejos para limpiar las cacerolas

El buen estado de las cacerolas es clave para mantenerlas bien y para cocinar mucho mejor. Una buena forma de limpiar las cacerolas de aluminio, acero inoxidable u ollas es con agua puesta a hervir con medio limón.

Si la cacerola se quema, hay que poner agua con algo de sosa cáustica cubriendo el borde dejando toda la noche hasta que se limpie completamente. Si se quema con restos se enjuaga con algo de agua caliente y se deja remojando toda la noche con agua caliente. Después se lava como se hace siempre. También se pueden frotar con bicarbonato sódico y unas gotas de agua tibia. Otro truco antiguo es hervir cáscaras de patata y vinagre y dejar reposar toda la noche.

Si se han quedado pegados restos de las comidas hay que poner algo de agua con un puñado de sal de la gruesa y algunas rodajas de cebolla dejando que se hierva 10 minutos. Posteriormente se limpia como siempre sin frotar demasiado.

Las cacerolas de cobra se deben limpiar con detergente neutro y aclarar con agua amoniacaza para quitar la suciedad. Si aún así no se limpia, sumerge en agua y vinagre y deja reposar un par de horas, aclarando después con agua caliente con sal y secando.

Escrito por bea | 18 de julio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta